Equipo utilizado en reparaciones de motores eléctricos

Los procesos de rebobinado y fijación de maquinaria requieren el uso de herramientas y equipos específicos para garantizar resultados exitosos.

Ya sea que el proyecto involucre una máquina de CA o CC, a escala industrial o doméstica, el mecánico deberá utilizar equipos como máquinas de soldar y soldar, equilibradores dinámicos, herramientas de análisis de vibraciones y varias piezas de repuesto y herramientas mecánicas estándar. Algunas máquinas especialmente diseñadas están disponibles con equipo de reparación correspondiente, como máquinas automáticas de soldadura, corte y bandas, que son capaces de proporcionar resultados excepcionalmente precisos.

Este equipo especializado es la razón detrás de los talleres expansivos que se utilizan a menudo para reparaciones de motores eléctricos industriales.

A menudo, el gran equipo de elevación y posicionamiento que se usa para dar a los mecánicos una buena vista del daño que están trabajando está diseñado específicamente para un espacio específico y una gama de diferentes aplicaciones de maquinaria. En ocasiones, los talleres profesionales se construyen para un tipo de servicio con el fin de brindar una atención especializada de alta calidad. Los talleres de respuesta a golpes, por ejemplo, generalmente estarán equipados con equipos tales como abrasivos eléctricos, equipos de tracción automática, herramientas de detallado, sistemas de secado por infrarrojos y suministros consumibles como cinta adhesiva y pintura.

Las herramientas necesarias para las reparaciones y restauraciones de motores eléctricos pueden diferir mucho en comparación.

Estos pueden incluir máquinas de quemado de aluminio, bobinadoras de inducido, probadores de barra a barra, máquinas de soldadura fuerte, amoladoras de conmutador y chorreadoras de hielo seco. Los equipos especializados a menudo se reservan para su uso en máquinas antiguas y raras que requieren una sensibilidad adicional y piezas difíciles de obtener. Sin embargo, las máquinas modernas son las más adecuadas para su uso con los equipos de diagnóstico y proyectos más actualizados, que pueden producir los resultados más eficientes y económicos. Sin embargo, para los mecánicos aficionados sin los talleres expansivos, hay muchas herramientas de pequeña escala que forman la base de todos los proyectos de ingeniería y pueden usarse para proporcionar buenos resultados a un ritmo más lento.

Varias herramientas manuales se utilizan en todo tipo de reparaciones de motores eléctricos diferentes y se consideran indispensables en la caja de herramientas de todo mecánico.

Estos incluyen elementos como herramientas para insertar cables, herramientas para prensar cables, herramientas para atar bobinas, raspadores de ranuras, tijeras de cuña para ranuras, limas para ranuras, agujas para encintar y sopletes para limpiar ranuras. Una de las herramientas manuales más importantes es el cortador de cables, una herramienta simple pero resistente y versátil que resulta útil en la mayoría de los proyectos mecánicos. Los cortadores de cables se operan más comúnmente de forma manual apretando la mano, pero hay muchas más opciones de alta tecnología que pueden proporcionar operación remota alimentada por hidráulica o una batería robusta.